¿Cuando se marcó en mi mente la manera de pensar en los objetivos?

Hice natación desde los 11 años, a los 14 empecé a ser un agonista y mi entrenador Bruno era un «sargento de hierro» y al mismo tiempo mi primer «mental coach».

Creo en el deporte como escuela de vida, siempre y que los entrenadores sean preparados y buenas personas.

Es por eso que creo que las empresas son buenas empresas, si las personas que las componen son buenos profesionales preparados y buenas personas.

En fin, el deporte por lo menos puede ser más divertido.He entrenado en varios deportes, y me quedo corto, sea a nivel amateur que profesional. Y debo decir que entrenar natación conlleva mucho sacrificio y una fuerza mental muy concreta y constante. No tienes nada que ver sino tus brazos, el agua, la línea del carril. Y nada que oír, sino tu respiro y el chapuzar de brazos y piernas en el agua.

Puedes solamente estar concentrado. Y tener y hacer crecer tu concentración y fuerza mental.

Bruno, cuando veía los atletas más buenos que estaban desmotivados o desconcentrados, solía decir: «para tener un objetivo, fijate en un punto al otro lado del carril, amarra un hilo virtual desde tu mente a ese punto, y síguelo, fijate en el y trata de hacer que tu mente se conecte con ese punto cada vez lo más pronto posible».

Se me ha quedada grabado en la mente, esta frase. La he probado en mis entrenamientos personales, ha sido una de las frases que más he usado en las clases de mi larga actividad de entrenador, como formador, como asesor empresarial y en mi vida personal.

Ha sido un buen entrenador y formador. Le agradezco a Bruno haber entrado en mi vida, y enseñado cosas a veces de manera «inconscia»… es una aptitud de los «elegidos».

Por eso digo siempre con los padres, pujen para que sus hijos hagan deporte, el que quieran. Y entre estos que hagan un poco de natación, no solo por el cuerpo, sino también por la mente.

Y que traten de conocer y elegir los justos entrenadores. Los equipos son buenos equipos, porque lo son las personas los componen!