¿Cómo desarrollar la libertad mental?

Hoy quisiera dejaros una pequeña herramienta de PNL, conocida a través de mi experiencias con formadores, y que uso con regularidad.

La PNL es una disciplina que estudia la relación entre los procesos neurológicos, lenguaje y comportamiento, ha demostrado ampliamente que la realidad objetiva y la que percibimos no son idénticas: en el momento en que percibimos un sonido, un olor, un color o vivimos en “una experiencia”, vamos a filtrar a través de nuestros sentidos, pensamientos y recuerdos, la transformación de esta manera subjetiva. Esto significa que las experiencias en el primer impacto negativo, si se enfrentan con el estado de ánimo adecuado, se pueden transformar en algo positivo y constructivo para nuestro bienestar individual, liberándonos así de pensamientos dañinos y de las influencias nocivas.

He aquí un ejercicio que puede ayudar a nuestra mente para ser más libre e independiente, lejos de los elementos que impiden el desarrollo de nuestro potencial

Recordemos las imágenes que solemos ver cuando tenemos un problema que nos preocupa:

  1. – Como son de grandes?
  2. – que son, en blanco y negro o en color?
  3. – Son en la luz o la oscuridad?
  4. – son imágenes fijas o películas?
  5. – somos parte de la imagen o miramos desde lejos?
  6. – Los sonidos que oímos?
  7. – Lo que decimos de nosotros mismos, y ese tono de voz?
  8. – ¿Qué sensaciones experimentamos, y en qué parte del cuerpo?

Tratemos de cambiar los elementos característicos de las imágenes que estamos recordando, con el fin de tomar el control. Por ejemplo:

  1. – imágenes más pequeñas, pongamos las de color más oscuro y lejanas;
  2. – cambiar el tono de nuestra voz interior, hacerla más caliente;
  3. – tratar de mover las sensaciones de la parte del cuerpo en la que se sintieron, a otra parte del cuerpo;

Esforcémonos en reemplazar estas imágenes con otras de una calidad totalmente diferente:

  1. – visualizar figuras en vivo, brillante, colorido, grande, cerca de nosotros, y lo más real posible;
  2. – Volvamos a nosotros mismos para alentar y motivar con las frases, usando una voz segura y estridente;
  3. – Hacer que percibimos nuestras sensaciones placenteras del cuerpo, alegre, tranquilizador que transmiten placer y bienestar.

Repetimos este ejercicio varias veces, pensando en diferentes imágenes y circunstancias en las que nos sentimos angustiados. Con el tiempo vamos a aprender a transformar nuestro estado de ánimo cada vez más rápido, llegando a ser capaz de asociar emociones positivas incluso en situaciones de las que, en el pasado, nos queda poco ánimo.

Esto nos ayudará a estar ya no a la merced de los gastos adicionales de la vida, sino a recuperar la confianza en nosotros mismos y en nuestras cualidades internas, lo que nos permite desplegar libremente nuestro potencial oculto en toda su fuerza !

¿Cómo podemos continuar en este camino de desarrollo personal?

El conocimiento y las técnicas desarrolladas por PNL son muchas y van desde la más sencilla hasta la más compleja: si desean obtener más información sobre las técnicas, les aconsejo por ejemplo leer/comprar libros de Robert Dilts, autor, entrenador y experto mundial en PNL.